Receta sopa de marisco

Foto y receta de la página Directo al paladar

Receta de sopa de marisco: el plato ideal para las comidas de fiesta

Ingredientes:

  • Cebolla100 g
  • Diente de ajo1
  • Pimiento rojo100 g
  • Pimentón dulceg
  • Caldo de pescado o fumet750 ml
  • Patata200 g
  • Pescado blanco (merluza, bacalao, abadejo, etc)200 g
  • Gambones10
  • Pulpo cocido pata1
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Tomate1

Preparación:

Para hacer esta sopa de marisco necesitamos tener un buen caldo. Podemos prepararlo utilizando las cabezas y cáscaras de los gambones asi como las espinas del pescado blanco que hayamos comprado para la ocasión. Podéis ver cómo lo hacemos nosotros en Thermomix, una receta que se puede adaptar al método traadicional muy facilmente.

Una vez listo el caldo preparamos un sofrito y, para ello, picamos finamente el diente de ajo y la cebolla. En una cazuela de fondo grueso calentamos un poco de aceite y los pochamos. A continuación añadimos el pimiento rojo y el tomate (pelado), previamente picados. Sofreímos durante 15 minutos añadiendo una pizca de agua si se quedara seco.

Mientras tanto cortamos la pata de pulpo en ruedas de medio centímetro y el pescado en dados, también pelamos y cortamos la patata en trozos regulares. Añadimos una pizca de pimentón al sofrito e, inmediatamente, regamos con el caldo de pescado. Trituramos con una batidora eléctrica o un robot de cocina y colamos para que no queden tropezones.

En este caldo, que estará repleto de sabor, cocemos la patata y el pulpo durante 15 minutos aproximadamente. Añadimos el pescado y los langostinos (pelados), tapamos la cazuela y dejamos que se cuezan en el calor residual durante cinco minutos. Servimos bien caliente.

Receta pato a la naranja

Foto y receta de la página Petitchef

pato a la naranja

Ingredientes:

 pato

1 cebolla

1 zanahoria

laurel, tomillo , perejil

50grm de manteca de cerdo

1 vaso de vino blanco

4 naranjas

medio limón

2 cucharadas de brandy

1 cucharada de azúcar

mantequilla

canela

 

para el caldo:

medio litro de agua

1 cebolla

1 zanahoria

1 apio

menudillos del pato

sal

Preparación:

  • atar y sazonar el pato con sal y pimienta
    dorar en una cacerola con la manteca
    hacer el caldo hasta que queden 250ml
    precalentar el horno a 250*
    meter en pato en el horno con el vino, caldo, zumo de 2 naranjas, medio limón, hierbas, canela y zanahoria en laminas
    cocer 40 minutos regandolo con frecuencia
    para la salsa pelar las 2 naranjas
    cortar la piel en tiras y la pulpa en rodajas
    hervir la corteza con azúcar, mantequilla, brandy y rodajas de naranja
    verter sobre el pato

Receta ossobuco

Foto y receta de la página De rechupete

Osobuco de ternera. Ossobuco a la milanesa

Ingrtedientes:

  • 4 piezas de osobuco de ternera (una por persona)
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla
  • 5 tomates maduros
  • 1 vaso vino blanco
  • 1,5 vaso de agua o caldo de carne
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • 1 hoja de laurel
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 4 cucharadas de harina

Preparación:

  1. En una cazuela ancha calentamos un chorrito de aceite de oliva. Cuando el aceite esté bien caliente incorporamos los osobucos previamente enharinados.
  2. Los doramos bien por todas sus caras para sellar bien las piezas y evitar que pierdan sus jugos al cocinarlos. Reservamos.
  3. Lo ideal es que utilicemos una cazuela donde podamos colocar las piezas sin montarse unas sobre otras. Si el aceite quedó con restos de harina lo colamos y volvemos a incorporar a la cazuela.
  4. Pelamos y cortamos la cebolla en taquitos y la zanahoria en dados. Calentamos de nuevo el aceite de la cazuela. Incorporamos las verduras con 6-7 granos de pimienta negra y la hoja de laurel.
  5. Rehogamos las verduras a fuego medio durante 10 minutos removiendo de vez en cuando para evitar que se peguen.
  6. Escaldamos los tomates para retirarles la piel o los pelamos directamente con un cuchillo. Los añadimos en trozos a la cazuela y dejamos que se cocine durante 10 minutos.
  7. Añadimos las piezas de ossobuco que tenemos reservados.

Cocción y presentación final del ossobuco

  1. Vertemos el vino, el agua y la sal y dejamos que se evapore al alcohol antes de tapar la cazuela. Cocinamos a fuego medio durante 2 horas.
  2. En este punto podemos hacer dos cosas o bien servir tal cual. Por un lado la carne y por otro las verduras en taquitos.
  3. También podemos retirar a una fuente la carne y pasar por la batidora o por el chino las verduras para crear una salsa fina. Una forma de presentación más uniforme, siempre antes de incorporarla a la carne..

Receta lubina al horno con orégano

Foto y receta de la página Petitchef

LUBINA AL HORNO

Ingredientes:

1 lubina de 1kg.

3 patatas grandes a rodajas

1 cebolla mediana, cortada a rodajas

1limón

1/2 vaso de aceite de oliva virgen extra

1 vaso de vino blanco

sal al gusto.

pimienta

orégano

salsa a la pimienta verde

Preparación:

  • Limpiar la lubina, (quitándole la espina y las aletas), secar con un paño. Mientras preparamos los ingredientes, encendemos el horno que se vaya calentando a 150º.
  • Cogemos la bandeja del horno y rociamos un poco de aceite. , distribuimos las patatas y cebolla haciendo una base para el pescado, introducimos en el horno unos 5 minutos, mientras preparamos la lubina.
  • Hacer cuatro cortes profundos en sentido horizontal a la lubina, introduciendo en cada uno de ellos una rodaja de limón. Sal pimentamos y le añadimos un poquito de orégano al gusto y vertemos el resto del aceite repartido, por encima de los ingredientes.
  • Lo introducimos en el horno con el fuego de abajo,190º durante 20 minutos, pasado este tiempo encendemos el fuego de arriba y lo regamos todo con el vaso de vino blanco. dejamos 10 minutos más, hasta que se dore.
  • Retiramos la bandeja del horno y ya tenemos un gran plato sencillo y sabroso. Servimos en un plato, junto con la cebolla, las patatas y la salsa a la pimienta verde
    Pues ya podemos comer y disfrutar de la comida, os dejo unas fotos de como queda preparado una vez hecho.

Receta filete a la plancha

Foto y receta de la página El confidencial

Foto: Hasta a un vegano se le hace la boca agua ante un filete bien hecho. (iStock)

Preparación:

La primera norma que debemos tener siempre en cuenta es que la carne antes de ser cocinada debe estar a temperatura ambiente. Si cocinamos un filete tal cual sale de la nevera será imposible que nos quede jugoso pues la carne no se cocinará de manera uniforme.

Aunque el instrumento ideal para preparar la carne en una cocina de gas o vitrocerámica es una plancha, también se puede hacer perfectamente en sartén. Lo importante es que esté lo más caliente posible. Si la pieza que vamos a cocinar tiene grasa sobrante, lo ideal es usar ésta para untar la plancha. Si no, deberemos echar unas gotitas de aceite de oliva. Se empieza a quemar en torno a los 200 grados, así que, lo ideal es echar la carne justo antes de que se alcance esa temperatura.

La carne debe hacerse siempre primero por un lado y luego por el otro. Esto parece una obviedad, pero mucha gente se dedica a marear los filetes, pasando cada cara varias veces por la plancha, lo que hace que la pieza pierda toda la jugosidad.

El punto de cocción es cuestión de gustos y varía mucho en función del grosor de la pieza. Si queremos la carne poco hecha debemos cocinar a fuego fuerte cada lado de la pieza, sacando ésta del fuego antes de que el interior se haga. Si la queremos al punto o muy hecha, haremos lo mismo pero, después de dorar cada lado, bajaremos el fuego, y dejaremos un rato la carne para que se haga por dentro, a nuestro gusto.

Hay muchas teorías en torno a la sal, pero lo importante es no echarla antes de preparar la carne. Hay quien prefiere echar la sal cuando damos la primera vuelta al filete y quien prefiere hacerlo cuando la pieza está ya emplatada. No hay una diferencia real entre ambas versiones.

Receta boquerones fritos

Foto y receta de la página Recetas de escándalo

Boquerones fritos, jugosos y crujientes

Ingredientes:

  • 500 gr boquerones frescos y si están en temporada (entre abril y agosto), mejor que mejor. Si en la pescadería te los pueden limpiar quitándoles la cabeza y las tripas pues ese trabajo que te ahorras.
  • Harina de trigo para rebozarlos.
  • Sal.
  • Aceite para freír, idealmente aceite de oliva aunque también puedes utilizar de girasol o de semillas.
  • Limón para decorar y si te gusta para echarle unas gotitas al servirlos.

Preparación:

  1. Quizás la única parte que más pereza nos pueda dar de la receta es limpiar los boquerones. Existen muchas formas de limpiarlos y cuando se coge práctica es muy sencillo pero os voy a enseñar una técnica que incluso para quien no lo ha hecho nunca le va a resultar muy fácil y rápida.
  2. Coge el cuerpo del boquerón con una mano y con los dedos gordo e índice de la otra coge la cabeza y sepárala tirando un poco de ella hacia abajo. Hazlo con cuidado porque también hay que retirar las tripas y si lo haces suavemente verás que las tripas salen pegadas a la cabeza. Si no es así seguro que con la práctica acaban saliendo pero en todo caso puedes retirarlas con tus dedos.
  3. Ten al lado un cuenco con agua y unos hielos y conforme los vayas limpiando sumérgelos en el agua y déjalos ahí para que se limpien bien y suelten la sangre.
  4. Cuando hayas terminado con todos enjuágalos con agua fría, ponlos en un plato y sécalos con papel de cocina.
  5. Sala los boquerones por ambos lados, prepara un plato hondo con harina y pásalos por esa harina de forma que queden cubiertos.
  6. Justo antes de freírlos, al coger cada uno, sacúdelos un poco para que suelten el exceso de harina. Personalmente me gustan con un rebozado finísimo como podrás ver en el resultado final.
  7. Puedes freír los boquerones en freidora o en sartén o cazo:
    1. En un cazo o sartén honda: añade abundante aceite. Pon el fuego fuerte y cuando el aceite esté bien caliente (sin que llegue a humear), échalos de uno en uno y fríelos durante 3-4 minutos, procurando que se hagan por ambos lados y siempre en tandas pequeñas para que no baje la temperatura del aceite. Si tienes un termómetro de cocina podrás medir la temperatura del aceite y empezar a freír cuando llegue a 170ºC.
    2. En una freidora, añade aceite hasta la señal de la propia freidora y prográmala para que se caliente hasta los 170ºC. Cuando haya llegado a esa temperatura ve echando los boquerones de uno en uno y siempre en tandas pequeñas, y fríelos hasta que estén dorados por ambos lados. Ve vigilándolos e incluso sacando el cestillo para comprobar cómo van y sobre todo acuérdate de darles la vuelta, tardarán entre 3 y 4 minutos.
  8. Nada más sacarlos (idealmente con una escurridera o si utilizas freidora con el cestillo) ve poniéndolos en un plato amplio con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite y el rebozado quede crujiente.
  9. En cuanto estén listos los boquerones fritos sírvelos porque es como más ricos están ya que comprobarás que el pescado se mantiene jugoso por dentro y el rebozado de fuera estará crujiente y doradito.

    Lo más clásico es rociarlos con un chorrito de limón aunque esto ya va en gustos